El futuro del trabajo

Escribo estas líneas mientras en el canal de YouTube de Infojobs se retransmite en directo un debate electoral temático denominado “El futuro del empleo”, con representantes de las cuatro candidaturas principales de las próximas elecciones.

debate infojobs

Como no puede ser de otra manera la precariedad laboral y el desempleo juvenil son los temas estrellas. Junto con la educación e innovación, las modalidades contractuales, las medidas a favor los autónomos y referencias a la Reforma Laboral. Guerra de cifras alrededor del desempleo, tasa de ocupación, cotizantes a la Seguridad Social. Temas interesantes, aunque no sea el foro más fiable un debate electoral donde la captación de votos es el único objetivo de los intervinientes.

El verdadero foco de interés, a mi parecer, es saber hacia dónde va la sociedad, y nosotros con ella. Estamos en momentos de grandes cambios. Thomas Piketty, que se hizo famoso por su obra “El Capital en el Siglo XXI” (2013) advertía que la desigualdad económica (intra y entre naciones), provocada porque la tasa de acumulación de capital crece más rápido que la economía, va a llevarnos a un colapso salvo que se de un cambio radical de rumbo.

Muchas cosas van a cambiar. El informe de “El Foro de Davos” (Enero, 2016) , dice que estamos en el inicio de la cuarta revolución industrial causada por los avances en los campos de inteligencia artificial y aprendizaje de las máquinas, robotica, impresión 3D, nanotecnología genetica y biotecnología y su interrelación multiplicadora. Lo importante es que esto va a provocar la desaparición de 7,1 millones de puestos de trabajo. Dos terceras partes provenientes de puestos de trabajo administrativos, tal como se indica en el gráfico.

trabajos_que_se_crearan_y_destruiransrc=http://embed?w=525

Aunque también se crearán dos millones de nuevos oficios en campos relacionados con la informática, las matemáticas, la ingeniería y la arquitectura. Pero el saldo es negativo: más de cinco millones de personas se irán al paro para siempre.

Si uno quiere un informe más positivo puede recurrir al informe de ADECCO, en el que el 65% de los Responsables de RRHH encuestados opinan que la automatización destruirá tantos puestos de empleo actuales como los que contribuirá a crear. Es decir, lo comido por lo servido.

O si necesitas mayor subidón de moral el informe de Infojobs, nos cuenta que en el año 2015 ha publicado un 27% más de vacantes que en el año 2014 y que en el 2014 un 35% más que en 2013.

En lo que sí que coinciden los tres informes (Davos, Adecco e Infojobs) es en la reestructuración del mercado de trabajo.

El informe del Foro de Davos apuesta por tres tipos de trabajo:

  1. Analista de Datos: Ser capaz de extraer conocimiento de tanto dato sin sentido.
  2. Agente de ventas: Capaz de comercializar y explicar a los clientes las innovaciones tecnológicas de los productos.
  3. Senior Managers: que puedan conducir exitosamente a las empresas a través del cambio y la disrupción.

El informe de ADECCO, que está dirigido al mercado español, habla de cuatro sectores con mayor proyección de futuro.

  1. El sector tecnológico y de I+D+i.  Se considera el área que más empleo generará en los próximos 5 a 10 años. La tecnología y la inversión en desarrollo e innovación propiciarán la creación de nuevas oportunidades de empleo, especialmente aquellas vinculadas a la biotecnología, el e-commerce y las TIC.
  2. El turismo y el ocio. será uno de los que genere mayor número de empleos, principalmente por la necesidad de mejora en los transportes y la creciente demanda de ocio por parte de la sociedad. Aunque se trate de un sector ya consolidado en España, ha de hacer frente a nuevos retos, como el empleo estacional, la adaptación de las empresas a las nuevas tecnologías o el mayor ingreso por turista que generará más ocio de calidad
  3. La salud y el bienestar. Avance debido al progresivo envejecimiento de la población y al incremento de la demanda de bienestar por parte de la sociedad. Puestos de trabajo orientados a los cuidados paliativos, a la tercera edad, a la nutrición y el deporte, a la atención psicológica, a la industria farmacéutica y a la sanidad pública.
  4. La energía. La dependencia energética y la necesidad de encontrar energías alternativas, como las renovables, favorecerá la creación de nuevos empleos. Tres son los grandes retos a resolver en este sector: la sostenibilidad ambiental del sistema eléctrico, la reducción de su impacto social y medioambiental, y la gestión y certificación del sistema energético.

El informe de Infojobs ofrece este gráfico: porcentaje de vacantes por categoría de puestos

datos ofertas

Por lo que podemos concluir que el perfil STEM (formación en Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) va ganando. Quien no estudie Ciencias lo va a tener crudo.

(Para desempalagar de tanta orientación a la tecnología recomiendo la lectura del siguiente artículo: No seáis zotes, estudiad humanidades y no matemáticas (si queréis arreglar esto))

Para terminar quiero hacer mención especial a uno de los apartados del informe de ADECCO en la que afirma que:

Las organizaciones son conscientes de que la motivación, la satisfacción y la autorrealización del trabajador son vitales para mantener un buen clima laboral y mejorar la productividad de las empresas.

En ese sentido, las empresas permitirán a sus empleados conciliar la vida laboral con la personal, crearán entornos laborales más motivacionales y dirigirán sus políticas a fomentar la confianza entre los empleados cuidando el ambiente laboral.

Destacar además la mayor demanda de flexibilidad por parte de la empresa. Esto supone el reto de promover un equilibrio entre flexibilidad y seguridad (flexiguridad), establecer nuevas relaciones contractuales y conseguir más flexibilidad con una menor cantidad de contratos.

Las nuevas estructuras de trabajo y colaboración podrían desencadenar en jerarquías más diluidas y nuevas formas de liderazgo. De esta forma, el trabajo por proyectos ganará cada vez más importancia. Las plantillas extendidas plantean retos como asegurar una relación fluida entre distintos colaboradores de la   plantilla, mantener una cultura de empresa y políticas corporativas arraigadas, y generar compromiso y motivación.

Las relaciones laborales no se basarán solamente en la formalización de un contrato de trabajo, también ampliarán su espectro, como ya se está empezando a notar, en fórmulas tales como el outsourcing de funciones, el trabajo autónomo y por proyectos, freelances para microproyectos desde la nube o el crowdsourcing y otros formatos de innovación abierta.

Por lo que otra vez volvemos al hilo conductor del Blog. ¡Ay!(suspiros).

De la Infoxicación a la LOPD

Para los que gestionamos en las empresas, la aplicación de la LOPD no es una de las tareas más apasionantes. Al contrario, es uno de los temas con los cuales es más difícil conseguir que te presten atención y provoca más sopor que entusiasmo.

nubeinfoSin embargo es un tema de extrema importancia. En la sociedad digital en la que vivimos nuestra vida personal esta muy expuesta. Propiciado por el uso de redes sociales (Facebook, LinkedIn, twiter, Instagram y un extenso etcétera), aplicaciones de móvil que capturan datos, el auge del comercio electrónico, gestiones electrónicas con la administración, o por el simple hecho de navegar por internet.

En nuestro proceder habitual vamos dejando un reguero de datos que ha hecho posible que se creen disciplinas y conceptos nuevos como el Big Data, Data mining, clustering, etc. Es tanta la información generada por un sistema en que el propio usuario se ha convertido en un generador de contenidos, que se han creado neologismos referidos al exceso de información como la “infoxicación” o “infobesidad”.

Ante este panorama parece más que razonable que se tomen medidas legales y sistemas que preserven nuestro espacio íntimo y personal.

El motivo de este artículo viene dado por la reciente entrada en vigor, desde el 25 de mayo de 2016, del Reglamento General de Protección de Datos (REGLAMENTO (UE) 2016/679 DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos y por el que se deroga la Directiva 95/46/CE (Reglamento general de protección de datos), de aplicación a todos los estado de la Unión Europea.

Este Reglamento se aplica tanto a los paises de la Unión como a cualquier Entidad que maneje datos de ciudadanos de la Unión. Necesario, dada la capacidad de nuestras empresas de obtener y manejar datos desde cualquier parte.

El objetivo del nuevo reglamento general es dar más control a los ciudadanos sobre su información privada en un mundo de teléfonos inteligentes, redes sociales, banca por internet y transferencias globales.

Las principales novedades, enunciadas someramente, (en la AGPD hay un documento explicativo) son:

  • El derecho al “olvido”, mediante la rectificación o supresión de datos personales.
  • La necesidad de “consentimiento claro y afirmativo” de la persona concernida al tratamiento de sus datos personales.
  • El derecho a la “portabilidad” de los datos de un prestador de servicios a otro.
  • El derecho a ser informado si los datos personales han sido pirateados.
  • Lenguaje claro y comprensible sobre las cláusulas de privacidad.
  • Multas de hasta el 4% de la facturación global de las empresas en caso de infracción.
  • Creación en las empresas y entidades de la figura del delegado de protección de datos.
  • Creación de una ventanilla única europea, para lo que se crea el Comité Europeo de Protección de datos.
  • La privacidad desde el diseño se incorpora a los productos y servicios desde sus primeros estadios de desarrollo (Data protection by design). Se fomentarán las técnicas “Privacy-friendly”, como la seudoanonimización, para salvaguardar los beneficios de la innovación en Big Data a la vez que se protege la privacidad.

Pero tranquilos, aunque el Reglamento ha entrado en vigor el 25 de mayo de 2016 no comenzará a aplicarse hasta dos años después, el 25 de mayo de 2018. Un tiempo que se ha de aprovechar para la actualización y puesta en marcha de nuestras normas. Hasta entonces, es de plena aplicación la LOPD tal como la conocemos.

Sin ánimo de ser exhaustivo, pero si de dotar al lector de este post de un mapa mental, estos serían los procedimientos a seguir para cumplir con la protección de datos con el aún vigente LOPD.

lopdpasos

Además la LOPD diferencia una serie de niveles de seguridad, que establecen tratamientos diferentes para los datos:

  • De carácter personal, y que son los manejados por casi todas las empresas
  • De nivel medio, que incluyen informaciones financieras
  • De nivel alto, que engloban datos acerca de creencias, ideologías, religión, raza, etc.

La aplicación de los procedimientos esquemáticamente dibujados se complementaría con:

La redacción y revisión de todos los contratos necesarios para dar cumplimiento a la Ley donde hacer constar a sus clientes la política que tiene la organización par ala protección de datos

La redacción de cláusulas de información y confidencialidad. Para el cumplimiento de principios de información de recogida, consentimiento, deber de secreto, cesiones de datos, etc.

Auditorías bienales de los ficheros declarados de nivel medio o alto. Exigida legalmente, tando de ficheros automatizados como en papel.

Formación de la figura de Responsable de Seguridad.

Cabe decir que la aplicación en la empresa de un sistema de protección de datos es de obligado cumplimiento y que la Administración tiene previsto para el infractor sanciones que van desde los 600 euros hasta los 600.000 euros.

Por último deciros que la ISO tiene la Norma ISO 27001 Sistemas de Gestión de Seguridad de la Información, que garantiza la correcta gestión de la protección de datos. ¿Qué no tendrá la ISO?.

¡Saludos!