La Búsqueda de empleo en +45 (1/3)

He leído varios artículos sobre la búsqueda de empleo a partir de los 45 años y debo confesar que ninguno me satisfizo. Así que he decidido escribir el artículo que me gustaría leer sobre este tema. Además, si me permitís os presentaré en la tercera parte del artículo la asociación SENIOR TALENT, de la que soy orgulloso colaborador.

LogoSeniorTalent-v3Apreciado amigo, ya sé que no imaginabas que podías verte en esta situación, tantos años trabajando con absoluta dedicación y fidelidad a la empresa y ahora desempleado. Sé que consideras que es una situación injusta y que la sociedad es muy cruel y desagradecida, pero te pido que por un momento pares esa espiral negativa, que sabes que no conduce a nada y me prestes atención, es posible que encuentres en mis palabras algo que te ayude. Te voy a dar una serie de consejos fruto de 20 años haciendo selección de personal. Como le ocurre a los consejos no todos serán apropiados para ti y con algunos no estarás conforme. Desecha los que quieras y quédate con los que te interesen. Sin problemas, es tu elección.

Hace tiempo que no te encuentras en las situación de búsqueda de empleo y desde entonces las cosas han cambiado: la composición del mercado laboral, la gestión de las empresas de la crisis económica, la destrucción de empleo, y… también tu edad. Una circunstancia sobrevenida que, no te voy a engañar, cambia las cosas.

Aunque es cierto que la sociedad y las empresas prefieren incorporar a sus plantillas trabajadores de menor edad que la tuya, también lo es que la composición del mercado laboral es distinta.

La cifra de parados de más de 45 años se ha incrementado un 11,4% desde el año pasado y un 132% desde 2008, cuando había 850.000 parados dentro de este colectivo (ahora hay casi 3 Millones). Con ello, los parados mayores de 45 años ya representan el 39,6% del total de desempleados en España.

Esto supone que gran parte del talento profesional de nuestra sociedad se encuentra en este colectivo y que las empresas habrán de tenerlo en cuenta si quieren incorporar talento a sus plantillas.

Por otra parte el envejecimiento de la sociedad es un hecho y los mensajes institucionales lanzados de que hay que trabajar más allá de los 65 años vendrán acompañados por campañas de promoción de empleo senior. Por ejemplo El Plan Anual para el Empleo (PAPE) hace una referencia explícita a los mayores de 45 años.

Lo primero que tengo que decirte es que te tienes que asegurar de QUE TU ACTITUD NO SEA UN PROBLEMA. Las empresas seleccionan personas y no números de la seguridad social, por lo que vas a ser evaluado en “lo que sabes” y también en “lo qué eres”: tu personalidad, compromiso, sociabilidad, capacidad de comunicarte y trabajar con los demás. Los seleccionadores valoramos ante todo la actitud sincera y de colaboración de los candidatos, como variables predictoras de su futuro comportamiento en la empresa. Es muy irritante ver cómo el candidato se esconde detrás de respuestas estandard aprendidas en cursos o libros de orientación profesional para no revelar su propia personalidad. En la segunda parte del artículo que hablaremos de la entrevista lo veremos más a fondo. Ahora solamente te he decir que abandones cualquier intento de “engañar” o “superar displicentemente” un proceso de selección en el que puedes tener la tentación de no creer. Si no colaboras con ilusión estás fuera. 

LA BÚSQUEDA DE EMPLEO

Vas a tener la agenda muy llena y es bueno y conveniente que sea así.

Divide tu tiempo en Búsqueda de empleo y Actualización profesional

Inscríbete en TODAS las Web de empleo. De esto ya habrás oído hablar. Permíteme darte un consejo más: mantén la búsqueda activa incluso cuando tengas empleo. Es un gran esfuerzo darse de alta en todo como para desecharlo dada la temporalidad de los contratos. Es mejor estár en permanente búsqueda, actualizando siempre tu situación laboral. Aunque has de saber que el 80% de las ofertas de empleo están ocultas y se cubren con contactos directos. Inscribirse es necesario, pero ni con mucho es suficiente.

  • Portales de empleo. Infojobs, Laboris, Monster,
  • Empresas de trabajo temporal, que también hacen selecciones de personal en puestos de mayor cualificación; Grupo Constant, Adecco, Activa, Randstad, y Grupo norte
  • Principales consultoras: Hays, Michael page, Robert Walkers.
  • También en Agencias de colocación, cuya relación encontrarás en la página web del SEPE,
  • Agentes de desarrollo Local de las ciudades próximas a ti y a
  • Fundaciones y Organizaciones de carácter social. No hay que tener vergüenza, algunas de ellas están muy bien relacionadas con el entorno empresarial.
  • Apúntate también al INEM u organismo equivalente en tu Comunidad Autónoma.

Crea en todas las webs “agentes de empleo”, que son rutinas automáticas que te enviarán las ofertas de empleo a tu cuenta de correo. Te ahorrará tiempo y te permitirá ir más lejos.

No descuides el empleo público. Este no consiste solamente en opositar para una plaza de funcionario con el estatuto de función pública, si no también para contratos temporales o indefinidos en régimen de Estatuto de los Trabajadores. Para ello hay que acudir a los documentos oficiales, tranquilo, no te los tienes que leer todos. Los gobiernos autonómicos también tienen “avisadores automáticos” Que te enviarán resumenes diarios a tu cuenta de correo (En la Generalitat Valenciana, por ejemplo, lo puedes encontrar en este enlace).

Además, los portales web para freelancers surgen a borbotones: Infojobs Freelance, Freelancer, Nubelo , Fiverr, Twago, Project Linkr … el abanico es amplísimo y nunca para de abrirse.

Esto va a requerir que estés atento a las ofertas recibidas y decidir a cuáles te presentas. 

Has de saber que tu Curriculum va a ser sometido a múltiples filtros, incluso antes de que lean tu formación y experiencia profesional. Uno nuevo para tí será el de la edad. ¿Duele?, te aguantas.

En muchos procesos de selección no vas a superar la criba curricular.

Tu curriculum personal y tu propia vida está compuesta por multiples variables que van a condicionar tu acceso a una oferta de trabajo: tu lugar de residencia, tu nivel de estudios, o tu experiencia profesional van a determinar que no puedas participar en un proceso de selección. Unas variables serán importantes para el desempeño del trabajo, otras quizá te pareciera que no tanto: el sexo, la nacionalidad y la edad. En todo proceso de selección hay un componente subjetivo que viene de terminado por experiencias previas, afinidades personales y gusto de la empresa o seleccionador que como candidato has de vencer.

Te voy a decir una cosa que no te va a gustar. Muchos seleccionadores han trasladado los criterios más socialmente criticados (sexo, edad, estado civil, nacionalidad, etc.) del anuncio a la criba curricular. Por supuesto, no lo hacen todos, depende de su mentalidad y profesionalidad. Cuanto menos profesionales son, más probabilidades hay de que lo hagan, por eso es bueno que las selecciones las lleven psicólogos. Son más objetivos y no se dejan llevar por prejuicios sociales. También tiene que ver, y mucho, las directrices marcadas por el contratador.

En algún sitio habrás leído que ocultes tu edad, para superar este filtro, como tambíen te habrán recomendado que ocultes tu estado civil. Yo no soy partidario. Es mal comienzo intentar engañar al seleccionador. A mi como responsable de selección siempre me generó desconfianza los candidatos que ocultan datos básicos, que por otra parte son fáciles de averiguar.

Otra práctica común: los seleccionadores no miran todos los curriculums, solamente el número suficiente para poder iniciar el proceso de selección, por lo tanto asegúrate de enviar el tuyo en un plazo máximo de 72 horas.

¿Cómo superar los filtros un candidato senior como tú?. Pasando a la acción. No es suficiente enviar el curriculum y ponerle perejil a San Pancracio. Usa tus contactos personales, los contactos de asociaciones, consultoras, ETTS, busca al seleccionador en las redes sociales, tu objetivo es conseguir la entrevista. Enviale un correo electrónico o mejor llámale por teléfono. Dile que sabes que están buscando una persona para tal posición y que crees que eres un buen candidato, que conoces las responsabilidades del puesto, que conoces la empresa y que estás especialmente interesado. Que solamente quieres una entrevista para que te conozcan y puedas exponerle de qué manera puedes ayudarle.

Quizás pienses que puedes incordiar al entrevistador: si actúas con amabilidad, humildad y firmeza no lo harás. En mi experiencia como Responsable de Recursos Humanos te he de decir que siempre he dado la oportunidad de mantener una reunión a la gente que se ha dirigido a mi con la sinceridad y actitud adecuada. Prepáralo, no improvises.

Esta acción te diferenciará positivamente de los juniors.

mayores

EL CURRICULUM es tu “hoja de vida”, como dicen los latinos, y por tanto debes cuidarlo al detalle.

Tú curriculum ha de permitir ser leído y evaluado en 7 u 8 segundos, que es el tiempo que tardará el seleccionador en clasificarlo en un montón u otro. Ha de facilitar la lectura: esquemático, uso con criterio de negrita, cursiva, mayúsculas, supeditado todo a la claridad. Datos importantes son las fechas de inicio y fin de trabajos y estudios, empresas y centros de formación, puestos ocupados y nómbre de la titulación y cursos y es fundamental las funciones del puesto de trabajo ocupado.

No priorices los logros y explicaciones de porqué cambiaste de trabajo, te lo van a preguntar igualmente.

Yo prefiero los curriculums cronológicos con la experiencia más reciente en primer lugar. La formación ordenada de mayor a menor importania.

Particularmente no me gustan los curriculums ajustados a cada oferta de trabajo. Como seleccionador me resultan irritantes, tienen inevitables lagunas cronológicas que hay que rellenar en entrevista y tienen la petulante pretensión de querer saber lo que el seleccionador busca.

Donde tienes que echar el resto es en la CARTA DE PRESENTACIÓN, que tienes que acompañar siempre a cualquier oferta de empleo. Es aquí donde te diferencias y donde te valoras (por no usar la horrenda expresión gramatical de moda “te pones en valor”). La carta ha de ser absolutamente personalizada, has de resumir con brevedad tus aptitudes y conocimientos profesionales, demostrar conocimiento de la empresa donde te quieres incorporar, proponer lo qué puedes aportar a la empresa, explicar porque eres el candidato ideal y solicitar una entrevista.

Yo siempre he leído atentamente las cartas de presentación, incluso más que los curriculums. Una buena carta de presentación: breve, amable y, si eres capaz, con algún elemento que llame la atención: una referencia, una recomendación, un proyecto en el que has participado en una empresa singularmente parecida a la contratante, o una mención a la cultura e ideosincrasia de la empresa…, puede abrirte la puerta a la segunda fase del proceso de selección.

Para mi gusto el curriculum ha de ser esquemático, práctico y estandard y la carta de presentación sugerente, creativa y personalizada, y ¡no al reves!. Pero tú haz lo que quieras, faltaría más.

ACTUALIZACIÓN PROFESIONAL

Debes incrementar tu empleabilidad, aprovechando el tiempo libre que tienes para hacer esa formación que siempre has querido hacer, certificar tu experiencia profesional, complementar tu formación. Hazlo siempre en aspectos de tu profesión, no tienes tiempo de cambiar de oficio y además ser lo suficientemente bueno para ser elegido en un proceso de selección. No está de más que explores en ti mismo si hay algo como un hobby muy desarrollado o una profesión ejercida en el pasado que debidamente actualizada puede convertirse en una buena opción profesional. Después de todo lo que más te motiva es en lo que mejor desempeño tendrás. Pero te lo advierto, tienes menos tiempo disponible del que crees, asegurate de que escoges la opción profesional correcta. 

La alfabetización tecnológica es imprescindible, no es un valor añadido, es un requisito de inicio . Hasta hace un par de décadas, no era necesario saber encender un ordenador para optar a ciertos tipos de empleo. Sin embargo, hoy vivimos en un mundo digitalizado, en el que casi todos los puestos nos exigirán cierta habilidad tecnológica. No es necesario ser un experto en la materia, pero sí hemos de tener nociones básicas en paquete office y en mobilidad (dispositivos como ordenadores, portátiles, teléfonos móviles) la automatización y el internet de las cosas hace que desde prácticamente cualquier sitio usemos herramientas ofimáticas.

Lee, infórmate y mantente al día. Estar al corriente de las últimas noticias te permitirá tener una visión más amplia de cómo está el mundo y de las áreas más demandadas actualmente. Además, enriquecerás tu capacidad de expresión y comunicación, demuestra en las redes sociales que eres un lector asiduo.

DATE DE ALTA EN LAS REDES SOCIALES.

Sobretodo Linkedin y Twiter, expón sin pudor tu curriculum, únete a grupos profesionales y de interés, consigue recomendaciones. Intenta que te acepten como contacto potenciales contratadores y también ETT, consultoras y agencias de empleo, pero no les mandes mensajes no pedidos, ya lo harás cuando publiquen alguna oferta de empleo o tengas algo “muy concreto” que ofrecerles que despierte su interés. Tu objetivo aquí es convertirte en un referente en tu profesión, no en pedir trabajo. Mantente activo, pero con prudencia, es mejor que al principio te dediques a compartir o retuitear artículos técnicos o divulgativos. Haz comentarios positivos, los negativos guárdatelos para ti. No entrés en discusiones absurdas promovidas por trolls aburridos. Tu futuro contratador va a buscar tu rastro por internet. ¿Qué quieres que encuentre?

PARTICIPA EN ACCIONES DE VOLUNTARIADO. 

Es una opción muy positiva siempre. Aportas algo a la sociedad, te ayuda a sentirte útil, permitirá que practiques tus habilidades y conocimientos, conocerás gente y nuevos contactos que (¿quién sabe?), pueden ser útiles o abrirte nuevas opciones. Muchas empresas llevan a cabo acciones de Responsabilidad Social Corporativa, verán que eres una persona dinámica y comprometida con el entorno y lo valorarán positivamente.

De momento terminamos aquí, en la segunda parte del artículo abordaremos los tópicos sobre la edad que habras de vencer, la actitud ante la selección y cómo has de afrontar la entrevista.

¡Hasta ahora!

Anuncios

5 Replies to “La Búsqueda de empleo en +45 (1/3)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s